• 1,5 kg de aguja de cerdo para guisar
  • 120 gr de chorizo dulce
  • 100 gr de jamón serrano en taquitos o en su defecto 4 lonchas de panceta o bacon bien picaditas (lo que tengamos a mano)
  • pimientos verdes
  • 150 ml de vino blanco
  • 250 gr de tomate frito o un bote de los pequeños
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 lata escurrida de guisantes o guisantes congelados
  • sal, pimienta negra, cayena y hierbas aromáticas

Si hay un plato típico en Toledo , ese son las carcamusas. Dicen que la denominación de este guiso de tradición toledana, se inventó, según recogen diferentes fuentes, en el Bar Ludeña (plaza de la Magdalena, 10) , ideado por José Ludeña a mediados del siglo XX. Este plato según la cultura popular toma su nombre a partir de un curioso juego de palabras, pues el bar era frecuentado por clientes masculinos de cierta edad (los carcas) y por algunas señoritas más jóvenes, que ellos consideraban sus musas. El guiso de Don José era del gusto de ambos colectivos, por lo que en honor a ellos se denominó carca-musas. Según otras opiniones, la palabra carcamusa tendría su etimología en “camush” (con shim final), que significa, en romance, “arrugado”, de modo que “Car-camush” sería “carne arrugada. ¿Con cuál os quedais vosotros?

A nosotros siempre nos ha encantado  esta receta y  se publica en el blog gracias a Maribel que hace unas carcamusas de chuparse los dedos. Tuvimos la suerte de probarlas en un bar precioso del Barrio de Valparaiso en Toledo que se llama La Felipa y allí mismo le pedimos la receta. Esperamos que os guste!!!

Elaboración:

  1. Se extiende la carne y se sazona con sal, pimienta negra. oregano. Se corta en tacos.
  2. En una sartén grande se  pone el aceite a fuego medio y se fríe la cebolla partida en trozos  y el pimiento y después se incorpora la carne salpimentada.
  3. Cuando la carne esté sellada se añaden los ajos picaditos y se incorpora el chorizo y bacon o jamón en taquitos. Se rehoga bien.
  4.  Se incorpora medio vaso de vino blanco (unos 150 ml) y dejamos que reduzca.
  5. Ponemos todo en una olla poniéndole guisantes (si son congelados, si son de lata añadir en el paso siguiente) y añadimos la cayena. Dejamos a fuego medio bajo unos 15 minutos y añadimos un poquito de agua si vemos que se va a pegar.
  6. En una sartén calentamos un poco de tomate frito e incorporamos el contenido de la olla pero sin caldo. No os paséis con  el tomate, no deben quedar con exceso