• 1 puñadito de sal gorda.
  • 4 ajos.
  • 1 ó 2 guindillas.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 kg. de lamgostinos crudos.
  • whisky o coñac

Hoy os dejamos un entrante delicioso y facilisimo de hacer. Vereis que se prepara en un santiamén y tendréis un plato vistoso, original y muy muy rico…ya nos contareis que os parece.

Elaboración:

1º Ponemos a calentar el aceite con los ajos y las guindillas.

2º Cuando empiecen a dorarse ponemos los langostinos con la sal y dejamos rehogar unos cinco minutos o más depende del tamaño de los langostinos.

3º Cuando estén cocinados se les pone un buen chorro de whisky y flambeamos.