• 1 bote de leche condensada de 400 g. (yo puse de la desnatada..por eso de lavar conciencias y salió riiquisimo)
  • 5 huevos enteros,
  • 2 yemas,
  • 1 piña de 1 kg (yo utilice la piña de bote en su jugo)
  • 50 g de azúcar,
  • 1 vaina de vainilla,
  • 1 limón.

Ya sabemos que no es momento de hablar de dulces, que ahora hay que desengrasar todo lo que hemos comido en las navidades, pero se trata de un postre riquisimo y fresquito….que si, de verdad, que la piña desengrasa un monton. Nosotros lo hicimos para una cena especial en la que probamos a hacer aquellas recetas que nos llaman la atencion y si triunfan, las compartimos con vosotros. La encontramos en esta pagina del corte inglesy nos encantó. A ver que os parece a vosotros.

Elaboración:

1º Poner la leche condensada en una cazuela y agregar 2 veces la medida del bote de agua.

2º Añadir la vaina de vainilla abierta por la mitad a lo largo y la cáscara del limón.

3º Llevar a ebullición, retirar del fuego y dejar en infusión 10 minutos.

4º Batir en un bol los huevos y las yemas.

5º Agregar la leche a los huevos y yemas poco a poco, colar la preparación y ponerla en un molde antiadherente en forma de corona.

6º Cubrir con papel de aluminio y cocer al baño maría, en el horno precalentadoa 180º C, durante 1 hora.

7º Dejar enfriar y meter en la nevera 8 horas.

8º Pelar la piña, cortarla en dados y dejar macerar con el azúcar durante 1 h. (si utilizais la de bote ponerla con su caldo)

9º Recuperar el jugo y cocerlo a fuego lento hasta obtener un caramelo líquido.

10º Desmoldar el flan, poner la piña en el centro y rociar con el caramelo.